La Importancia del Tiempo, Modo y Lugar de las Obligaciones

Establecer claramente el tiempo, modo y lugar de las obligaciones es fundamental para que una obligación este bien redactada, definida y, además, sea ejecutable en caso de litigio.

Como lo he comentado anteriormente, una de las bondades de contar con contratos para documentar los negocios de la empresa es el hecho de poder hacer constar todo lo que las partes consideran necesario o conveniente respecto de la operación.

En la mayoría de los casos, cuando se cierra un negocio, una de las partes lleva a cabo una acción (vender, rentar, dar un servicio) y la otra paga por ello. Así, la manera en la que se establece la obligación de pagar resulta muy importante para las partes.

El tiempo, modo y lugar al redactar obligaciones

Para que una cláusula referente al pago (o cualquier otra obligación contractual) este redactada en forma adecuada es necesario que la misma contemple los siguientes puntos:

(a) cuando se cumple,

(b) como se cumple y

(c) donde se cumple.

En muchas ocasiones me ha tocado ver contratos donde la cláusula del pago está redactada en forma incompleta, es decir, es común que la gente se preocupe por el “cuando” pero no especifican el “como” ni el “donde”.

La falta de los elementos mencionados pudiera, en un caso extremo, ser trascendental en caso de litigio.

Vayamos por partes:

¿Cuándo se paga?

El pago de una prestación puede ser, en términos generales, al contado (es decir, precisamente al momento de recibir lo comprado, rentado o el servicio) o a plazo.

Cuando se pacta el pago al contado, es importante que el contrato mencione ese hecho y que, se establezca que el pago se recibe en el mismo acto de la celebración del contrato.

Por otro lado, cuando se pacta el pago a plazo(s), es muy importante que se establezcan en el contrato, las fechas de pago o bien, los parámetros para determinar dicha fecha (por ejemplo, “el pago se realizará dentro de los XXX días contados a partir de la fecha en la que la mercancía sea recibida por el comprador”).

Cabe mencionar que, si no hubiere estipulación respecto al tiempo de pago, éste solo será exigible previa interpelación judicial, mediante notario o con testigos.

¿Cómo se paga? 

Muchas veces se da por hecho el cómo se pagará una prestación, pero no hay que olvidar que el Código Civil permite diversas formas de pagar, entre las que se encuentra el dinero, la compensación de deudas, el pago en especie (dación en pago), entre otras.

Establecer claramente cómo debe pagarse es relevante por lo anterior.

Incluso, vale la pena establecer, por ejemplo, que el pago podrá realizarse en pesos o en dólares, en efectivo, con cheque o con cheque de caja o certificado, mediante transferencia electrónica de fondos, con tarjeta de crédito, etc.

¿Dónde se paga?

El lugar de pago también es muy importante. Recordemos que le pago puede realizarse en el domicilio del comprador, del vendedor, o en lugar diverso.

Incluso, la regla general es que el pago se realizará en el domicilio del pagador o bien en el lugar donde se entregó la cosa vendida.

Por lo anterior, si se desea que el deudor pague en el domicilio del acreedor, así debe establecerse en el contrato.  Cabe decir que, aunque el pago se vaya a realizar mediante transferencia electrónica de fondos, vale la pena señalar un lugar para el pago físico.

Conclusión relativas al tiempo, modo y lugar

Establecer claramente el tiempo, modo y lugar del cumplimiento de las obligaciones contractuales (tanto de pago como de cualquier otro tipo) es de suma importancia para que la obligación consignada en el contrato sea ejecutable.