Protege tus Desarrollos de Software

Este es un artículo que te quiero compartir… estoy seguro que te será interesante.  Su autora es Karen Caro, colaboradora de Emprendedor México (La Red Mas Importante para Emprendedores en México).

Te invito a que lo leas y te invito a que visites Emprendedor México porque tiene muchos tips y consejos.

Ahh y tiene un ebook gratuito que esta lleno de infomación super valiosa! No te lo pierdas.

Protege tus desarrollos de softwareLos nuevos desarrollos tecnológicos de software forman parte de la columna vertebral de las nuevas organizaciones y en general, del avance tecnológico que vivimos todos. Por ello, es importante conocer la disciplina jurídica encargada de brindar protección a estos desarrollos intelectuales y la forma en como la legislación Mexicana ampara y da seguridad a los creadores informáticos.

La propiedad intelectual es aquella especialidad jurídica que se encarga de asegurar las creaciones de la mente humana; es decir, aquellos productos que son intangibles. Por ejemplo, en el caso de un libro, lo que la propiedad intelectual protege no es el libro físico, sino su contenido. Es posible proteger la historia, información, poemas, relatos o lo que el libro presenta como obra. La propiedad intelectual protege el desarrollo de la actividad pensante de su creador.

Los derechos de autor protegen las obras originales.

Ahora bien, dentro de ésta materia protectora…

Lee el resto de este artículo en el sitio original de Emprendedor México… da click aqui

Qué es un Contrato de Transferencia de Tecnología?

Contract 11El presente artículo es una aportación del Lic. Alejandro Guzmán Rejón, Abogado, Master en Derecho Internacional y, obviamente, colaborador de este despacho.

—————————————————————-

Por falta de regulación en México en materia de generación y explotación de tecnología, en los contratos relacionados existe una amplia libertad para estipular acuerdos, muchas veces violándose el principio de equidad.

Puesto simplemente, un contrato de transferencia de tecnología es el instrumento legal en el que se establecen el proceso, reglas, permisos y limitaciones que regirán la forma en que una parte proveedora de tecnología (individuo o entidad legal) transferirá dicha tecnología, por lo general compuesta por bienes intangibles (marcas, patentes, procesos, know-how, expertise) a otra parte receptora.

Leer más

El Software Pirata y el IMPI

Computer 01Antes que otra cosa, quiero disculparme ya que tenia algo de tiempo sin escribir en el blog.  Gracias a Dios hemos estado ocupados con varios proyectos pero bueno, aqui estamos de nuevo.

En esta ocasión me referiré brevemente a una problemática indudable, movidado por un artículo que salió el día de hoy en el periódico El Norte.  El título de la nota del periódico es “Reforzarán Lucha Contra el Software Pirata”.  Básicamente en la nota periodística se informa a los lectores que la Business Software Alliance (“BSA“) realizará diversas visitas a empresas para verificar que el software que se usa en sus computadoras sea legal.

Algo que no menciona el artículo del periódico es que dichas visitas las realiza la BSA pero dentro de uno o varios procedimentos iniciados por dicha asociación ante el Instituto Méxicano de la Propiedad Industrial (“IMPI“), autoridad Mexicana que conforme a nuestro derecho, esta facultada para revisar, verificar y, en su caso, multar a los usuarios de software pirata (aun y cuando los softwares se registran ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor.

Leer más

Protege Legalmente tu Slogan

Thumbs up 01En este sitio hemos hablado ya en otras ocasiones sobre la propiedad intelectual, la propiedad industrial y más específicamente, sobre las marcas y la importancia de estas para tu empresa… y obviamente, sobre la importancia de registrarlas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (“IMPI”).

Bien, en este post me referiré a otro tipo de propiedad industrial que está muy ligado a las marcas… se trata del “aviso comercial”, también conocido como “slogan”.

Según Pepe y Toño, en su post “Como Crear un Slogan que Venda”:

Subestimado por muchos, el slogan es una herramienta de marketing que usado inteligentemente puede ser el factor diferenciador para tu producto o negocio.”

Leer más

Shh!!! Que és un Secreto (Industrial)!!!

Qué es un secreto? Si le preguntas eso a un niño seguramente te dirá que es algo que no se le debe decir a nadie y tendrá gran parte de razón.  Por otro lado, qué no es un secreto?  Pues lo será aquello que ya fue revelado en público.  Fácil verdad?  Pues no tanto cuando se trata de secretos industriales.

Hace unos días, mi colega el Lic. Cesar Ramírez Estévez, en su blog publicó un artículo que se titula “Secretos Industriales en México”.  En él, Cesar Ramírez, abogado especializado en temas de propiedad intelectual, aborda el tema comentándonos un poco de lo que establece la Ley de la Propiedad Industrial respecto de los secretos industriales y de la protección que brindan los muy famosos “contratos de confidencialidad”.

Requisitos de los Secretos Industriales.

Cesar comenta, entre otras cosas que:

“Por lo tanto, los requisitos para que exista un secreto industrial son:

1. Que la información sea de aplicación industrial y/o comercial.

2. Que otorgue o ayude a mantener una ventaja competitiva y económica frente a terceros.

3. Que se hayan adoptado las medidas necesarias para conservar su confidencialidad y el acceso restringido a la misma.

Por otro lado, el artículo 83 de la misma ley establece la obligación de que dicha información conste necesariamente en un soporte material, tal como papel, disco compacto, unidad de almacenamiento masivo, etcétera.”

Leer más

Las Marcas y su Valor para la Empresa.

En muchas ocasiones, el valor de la propiedad intelectual y/o de la propiedad industrial de una empresa puede valer más que sus activos tangibles.  Marcas como “Coca Cola”, “Google”, “Facebook”, “Starbucks”, etc. son, para sus propietarios, tal vez, su mas importante activo.  Es por eso que, para cualquier empresario, debe ser parte de las prioridades proteger legalmente su propiedad industrial e intelectual.

Muy brevemente, la propiedad intelectual se divide en dos grandes rubros; (a) la propiedad industrial, que incluye a las marcas, las patentes, los diseños industriales, los secretos industriales, etc., y (b) los derechos de autor, que protegen las obras literarias, graficas, fotografías, música, etc.

Hace algunos días, intercambié algunos comentarios con el Lic. Cesar Ramírez Estevez de Uribe y Asociados, firma legal localizada en Guadalajara y en el Distrito Federal, especializada en propiedad intelectual (aqui encontrarás su blog legal).  Los comentarios vinieron como consecuencia de dos artículos que publiqué en esta página relacionados con aspectos legales a considerarse si se pretende iniciar un negocio.  Aqui y aqui puedes encontrar dichos dos articulos.

El Lic. Cesar consideró importante incluir el tema de la propiedad intelectual y me escribió lo siguiente:

“Jorge:

Mi principal recomendación sería que, por lo menos, se realizara una búsqueda fonética ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, previo a la inversión en cualquier tipo de desarrollo de marca, diseño de imagen corporativa, etc. Esto a efecto de conocer si no existen ya marcas registradas o en trámite de registro que sean idénticas o similares en grado de confusión y protegiendo productos o servicios relacionados con los que se busca distinguir.

También es importante que se realice esta búsqueda previo a solicitar el permiso ante Relaciones Exteriores para la constitución de una sociedad (cuando se decida operar como persona moral) pues el utilizar una denominación o razón social idéntica o similar en grado de confusión y para prestar servicios o amparar productos relacionados con los que distingue una marca ya registrada constituye una infracción, según la Ley de la Propiedad Industrial.

Recalco el hecho de que lo ideal es ingresar la solicitud de registro, pero si no se cuenta en un principio con el dinero para hacerlo, por lo menos se recomiendo hacer la búsqueda fonética para tener la certeza de que no invadiremos derechos de terceros.

Espero tus comentarios.

Saludos cordiales.

Cesar Ramírez Esteves”

Como podemos ver, en opinión del especialista en propiedad intelectual, misma que comparto, es muy importante para la empresa verificar el tema de las marcas, tanto del negocio mismo, como de sus productos, para no tener, más adelante, tropiezos que pudieran mermar el éxito del negocio.

Si quieres registrar tu marca, échame una llamada al (81)8399-0579 y con gusto te apoyo.  Si estas en Guadalajara o en el Distrito Federal, échele una llamada al Lic. Cesar Ramírez.

Como siempre, quedo en espera de tus comentarios, dudas y sugerencias.  Saludos.

Jorge Mafud.

Contratos de Franquicia; Todos Contentos?

Hoy en día es muy común ver negocios de reconocido nombre a los cuales les damos nuestra confianza.  Muchos de esos negocios son la iniciativa de los empresarios originales mientras que otros son franquicias.

Que es una franquicia?

Según la Ley de la Propiedad Industrial existe franquicia cuando con la licencia de uso de una marca, otorgada por escrito (es decir, se requiere de un contrato), se transmitan conocimientos técnicos o se proporcione asistencia técnica, para que la persona a quien se le concede pueda producir o vender bienes o prestar servicios de manera uniforme y con los métodos operativos, comerciales y administrativos establecidos por el titular de la marca, tendientes a mantener la calidad, prestigio e imagen de los productos o servicios a los que ésta distingue.

Existen un gran número de sitios de Internet y revistas especializadas que publican las bondades de las franquicias, es decir, buscan animar a los empresarios para que adquieran una franquicia y que expresan los puntos a favor de este tipo de negocios y algunos puntos en contra.  Indudablemente hay muchos beneficios para los empresarios que quieren, de cierta forma, minimizar el riesgo del negocio, sacrificando, por supuesto, algo de ganancias.

Ahora bien, es importante hacer una diferenciación… la franquicia consta de dos aspectos generales, (a) la licencia de uso de una marca registrada y, en el mejor de los casos, reconocida y, (b) la transmisión de conocimientos técnicos y/o asistencia técnica.  Asimismo, también es viable, jurídicamente, únicamente pactar la licencia de uso de marca sin contar con la mencionada asistencia técnica o trasmisión de conocimientos técnicos.  En este último caso, no estaríamos ante la presencia de una “franquicia” como tal.

Por otro lado también está el lado económico del negocio.  El Franquiciatario, es decir, quien recibe la franquicia, generalmente se obliga llevar a cabo las inversión necesarias para el inicio del negocio, así como a pagarle al franquiciante cantidades de dinero, usualmente una cantidad fuerte al inicio y luego mensualmente, ya sea un importe fijo o bien un porcentaje de las ventas como regalías.

Todos estan contentos?

Ahora, es indudable que muchos negocios resultan exitosos bajo esta modalidad pero, curiosamente, en diversas ocasiones, he conocido de franquiciatarios que opinan que las cantidades pagadas por regalías son demasiado altas y que la asesoría técnica es deficiente…. En términos generales, buscan la manera de terminar el contrato de franquicia o bien rescindirlo.

Después del estudio de ciertos contratos de franquicia, hemos detectado diversos errores comunes en los contratos de este tipo que, con la planeación legal correcta, permiten al franquiciatario dejar el negocio o bien, reiniciarlo cambiándole la marca, sin caer en incumplimientos al contrato original… obviamente esta estrategia debe ser analizada caso por caso ya que depende al 100% de la redacción del contrato de franquicia original.

Como siempre, quedo a sus órdenes para cualquier duda o comentario…

Recuerda que puedes suscribirte al Newsletter de Mafud Abogados para recibir, directamente en tu correo, los artículos publicados en esta página.

Saludos.

Jorge Mafud.

Marcas, algunos comentarios.

Las marcas están por todos lados; todos los días, todo el día las vemos y nos ayudan a identificar los productos y/o servicios que preferimos. Las marcas son parte importantísima del comercio y de la libre competencia entre los oferentes de productos y servicios. La regulación jurídica de las marcas está contenida en la Ley de la Propiedad Industrial (la “Ley”) y su reglamento. Asimismo, es el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (el “IMPI” o el “Instituto”), el órgano encargado del estudio y registro de las marcas.


Al respecto la Ley establece que “los industriales, comerciantes o prestadores de servicios podrán hacer uso de marcas en la industria, en el comercio o en los servicios que presten. Sin embargo, el derecho a su uso exclusivo se obtiene mediante su registro en el Instituto”. Adicionalmente se establece que “se entiende por marca a todo signo visible que distinga productos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado”.


La misma Ley dispone qué cosas pueden constituir marcas, como lo son (a) las denominaciones y figuras visibles, suficientemente distintivas, susceptibles de identificar los productos o servicios a que se apliquen o traten de aplicarse, frente a los de su misma especie o clase, (b) las formas tridimensionales, (c) los nombres comerciales y denominaciones o razones sociales, siempre que no queden comprendidos dentro de las cosas que no pueden ser registrables y (d) el nombre propio de una persona física, siempre que no se confunda con una marca registrada o un nombre comercial publicado.

Asimismo, la Ley establece los supuestos que no pueden ser registrados como marca, disponiendo de 18 causales de no registrabilidad. Ahora, para no hacer de este post uno demasiado largo, no entraré al detalle de cada uno de dichos supuestos (lo haré en un post diverso), pero si quiero mencionar brevemente las causales de negativa de registro más comunes: (i) los nombres técnicos o de uso común de los productos o servicios, así como aquellas palabras que, en el lenguaje corriente o en las prácticas comerciales, se hayan convertido en la designación usual o genérica de los mismos, (ii) las que, considerando el conjunto de sus características, sean descriptivas de los productos o servicios que traten de protegerse como marca, entre las que se encuentran las palabras descriptivas o indicativas que sirvan para designar la especie, calidad, cantidad, composición, destino, valor, lugar de origen de los productos o la época de producción, (iii) la marca que sea idéntica o semejante en grado de confusión a otra en trámite de registro presentada con anterioridad o a una registrada y vigente, aplicada a los mismos o similares productos o servicios (salvo que la solicitud sea planteada por el titular) y (iv) una marca que sea idéntica o semejante en grado de confusión, a un nombre comercial aplicado a una empresa o a un establecimiento industrial, comercial o de servicios, cuyo giro preponderante sea la elaboración o venta de los productos o la prestación de los servicios que se pretendan amparar con la marca y siempre que el nombre comercial haya sido usado con anterioridad a la fecha de presentación de la solicitud de registro de la marca o la de uso declarado de la misma.


Ahora bien, ha sido el Poder Judicial Federal el que ha definido lo que debe entenderse como “semejante en grado de confusión”, al tenor de lo siguiente: “..la confundibilidad existirá cuando por el parecido de los signos el público consumidor pueda ser llevado a engaño. La confusión puede ser de tres tipos: (a) fonética; (b) gráfica y, (c) conceptual o ideológica. La confusión fonética se da cuando dos palabras vienen a pronunciarse de modo similar… La confusión gráfica se origina por la identidad o similitud de los signos, sean éstos palabras, frases, dibujos, etiquetas o cualquier otro signo, por su simple observación… Esta clase de confusión puede ser provocada por semejanzas ortográficas o gráficas, por la similitud de dibujos o de envases y de combinaciones de colores, además de que en este tipo de confusión pueden concurrir a su vez la confusión fonética y conceptual. La similitud ortográfica es quizás la más habitual en los casos de confusión… La confusión ideológica o conceptual se produce cuando siendo las palabras fonética y gráficamente diversas, expresan el mismo concepto, es decir, es la representación o evocación a una misma cosa, característica o idea, la que impide al consumidor distinguir una de otra. El contenido conceptual es de suma importancia para decidir una inconfundibilidad, cuando es diferente en las marcas en pugna, porque tal contenido facilita enormemente el recuerdo de la marca, por ello cuando el recuerdo es el mismo, por ser el mismo contenido conceptual, la confusión es inevitable, aun cuando también pudieran aparecer similitudes ortográficas o fonéticas…”.


Por todo lo anterior, recomendamos a los empresarios registrar sus marcas en el IMPI, ya que éstas representan activos intangibles que, a lo largo del tiempo, pueden llegar a valer incluso más que los activos tangibles de la empresa.


Qué tan importante consideras que es para la empresa tener sus marcas registradas?  Tu empresa tiene ya sus marcas registradas? Por favor hazme llegar tus comentarios o dudas… saludos.


Jorge Mafud