Qué es una Cláusula de No Competencia?

Frustración TotalHace unos días, uno de mis clientes consentidos me llamó para comentarme que uno de sus ex – socios estratégicos ahora le estaba haciendo competencia.  También me comentó que, hace años, habían firmado un acuerdo de confidencialidad.  Obviamente mi cliente estaba molesto.

Después de que me explicó, en lo general, de que se trataba el asunto, le pedí me hiciera llegar el convenio que habían firmado originalmente.  Después de revisarlo me di cuenta de que en el documento, además de la obligaciones de confidencialidad, había una cláusula de “no competencia”.

Leer más

El Contrato de Franquicia; El Eje de tu Relación Jurídica-Contractual

Un buen contrato de franquicia cuida tu inversión.

Un buen contrato de franquicia cuida tu inversión.

Como platicábamos en el post pasado… la franquicia es un esquema de negocios que ha ido creciendo muy rápidamente en México.  Además, considerando que el Gobierno Federal, mediante la Secretaría de Economía está otorgando apoyos interesantes a los empresarios que crean franquicias y a los que buscan “adquirir” una, pues las condiciones están dadas para iniciar y/o crecer con una franquicia.

El franquiciante y su inversión.

También comentamos brevemente en el post pasado que el contrato de franquicia debe ser el aliado del franquiciante.  Recordemos que es el franquiciante el que ha creado el negocio exitoso que se pretende franquiciar, es quien ha invertido su inventiva, sus conocimientos técnicos y comerciales, su patrimonio en hacer nacer y crecer a una marca que ahora es de cierto prestigio.  También ha creado métodos, manuales, sistemas, mercadotecnia, publicidad, etc. y todo cuesta y cuesta bastante dinero.

Leer más

Lo Que Debes Saber Sobre Una Franquicia

Handshake 05En los últimos años, la franquicia se ha convertido en un esquema de negocio que se ha posicionado fuertemente en el gusto y en la confianza del consumidor.  Es por ello que cada vez más y más empresarios buscan la manera de convertir sus negocios en franquicias.

Definitivamente, un negocio franquiciado resulta en un método de expansión acelerado ya que, en base a la confianza que el (futuro) inversionista le tenga al negocio que pretende “adquirir”, el negocio franquiciado podrá crecer (en cuanto a número de sucursales) mucho más rápido de cómo podría hacerlo con recursos propios.

Leer más

Está Completo tu Contrato?

Todos hemos visto alguna vez un contrato (… y nosotros los abogados, mas todavía).

En este post quiero enumerar las partes básicas de un contrato:

Proemio: Es la parte del contrato que define quienes son la partes del mismo y de qué tratará el acuerdo.  Independientemente de esto, hay que tomar en cuenta que el título o nombre que se le dé al contrato no afectará sus efectos si del contenido del mismo se concluye que la intención de la partes era otra (ejemplo: si el contrato dice en su título que es de “arrendamiento” pero no se establece contraprestación, el contrato será de “comodato”).

Declaraciones de las partes: En este apartado las partes manifiestan sus antecedentes, por ejemplo, que se trata de una sociedad mercantil, o civil o bien de personas físicas.  También en las declaraciones generalmente se incluyen los datos de los representantes legales de las partes (cuando los hay).  Las declaraciones son importantes ya que sirven como confesiones de ciertos hechos o situaciones que, dependiendo de la operación, pueden ser importantes (ejemplo: en un contrato de compraventa, se debe mencionar que el vendedor es el propietario de lo vendido ya que solo el propietario de una cosa puede, válidamente, venderla).

Cláusula de objeto del contrato: Es la cláusula que establece el motivo y razón de ser del contrato.  Es de las cláusulas más importantes ya que hace saber a las partes y al lector, la generalidad del contrato.

Contraprestación y forma de pago: Se refiere al precio que se pagará.  En esta cláusula es muy importante señalar el monto a pagarse y la moneda en la que deberá pagarse.  También debe mencionarse la fecha o periodicidad con la que deberá pagarse y el lugar de pago.  Otro dato imprescindible es si deberá pagarse en efectivo, con cheque, por transferencia electrónica – y en su caso, la cuenta bancaria – o bien si puede hacerse en cualquiera de dichas formas.

Generalmente también se hace mención del impuesto al valor agregado y si el monto del impuesto se incluye o no en el monto señalado (en estricto sentido, siempre que se menciona un precio, debería ser “mas IVA”).

Finalmente, es muy conveniente establecer los intereses moratorios para el caso de retraso de pago.  Recordemos que los “intereses legales” son del 6% anual, lo cual es muy poco y muy apenas llegan a compensar la inflación.

Vigencia: Hay contratos de vigencia definida o indefinida.  Los de vigencia definida, a su vez, pueden establecerse a plazo (un mes, 6 meses, 1 año, 5 años, etc.) o bien a cierta fecha específica.

En cuanto a la vigencia, considero importante siempre mencionar qué debe entenderse si, una vez, llegada la fecha de terminación del contrato, las partes siguen teniendo relaciones jurídicas. Es típico en las relaciones de suministro o de prestación de servicios que el contrato se haga por, digamos, 1 año pero pasado el año las partes continúen manteniendo relaciones comerciales.  En estos casos, debe entenderse prorrogado el contrato? Debe entenderse que el contrato terminó y, por tanto, la relaciones comerciales posteriores a la fecha de terminación del contrato ya no se rigen por el mismo?  Mientras mas específico, mejor.

Garantías: En las relaciones de compraventa o suministro, es muy importante para las partes establecer los relativos a las garantías de los productos o servicios.  Recordemos que, tanto el Código Civil, el Código de Comercio y la Ley Federal de Protección al Consumidor rigen diversas situaciones relativas a las garantías en caso de que éstas no se establezcan expresamente, por lo que vale la pena incluirlas de común acuerdo.

Penas convencionales: Las penas convencionales son importantes ya que significan para las partes las consecuencias mas fuertes del incumplimiento.  Por lo mismo, muchas veces las partes las omiten.  Siempre he pensado que, en toda negociación, si tu contraparte no acepta establecer penas convencionales entonces hay que preocuparse ya que no tiene la seguridad de que cumplirá el contrato cabalmente.

Ahora bien, en cuanto a penas convencionales existen algunas reglas que hay que considerar, sobre todo en los contratos civiles (la pena convencional no puede ser superior al valor del contrato) pero en los mercantiles no aplica tan a rajatabla dicha prohibición, aunque igualmente hay que tener cuidado al redactarlas.

Confidencialidad: Generalmente, cuando se hacen negocios, las partes quieren mantener confidenciales los términos y condiciones de éstos.  Además, hay que considerar que, hasta cierto punto es normal que para hacer negocios, tengamos que abrir ciertas cartas a nuestra contraparte.  La cláusula de confidencialidad establece la obligación de las partes de no divulgar dicha información a terceros.

Es importante también señalar que, para que cierta información se pueda considerar protegida, será necesario que ésta se encuentre contenida en un soporte material (documento físico), que expresamente se haga constar que dicha información deberá mantenerse en secreto y que se hayan tomado las medidas pertinentes para mantener confidencial la información, esto conforme a la Ley de la Propiedad Industrial.

No relación laboral: Cuando una o todas las partes de un contrato tienen, a su vez, empleados, es importante incluir en el documento una cláusula que establezca que cada parte es y será el único patrón de sus propios empleados.

Por ejemplo, pudiera darse el caso de que un empleado de la empresa A (empresa de seguridad privada) demande laboralmente a su patrón y también a la empresa B (cliente de la empresa A).  Teniendo la cláusula de no relación laboral, en principio, la empresa B estará mejor protegida contra cualquier empleado de la empresa A.

En este tipo de cláusulas también es recomendable establecer que cada parte se obliga a indemnizar a la otra en caso de que se tuvieran que hacer gastos para defenderse de una demanda interpuesta por un empleado de la contraparte.

Forma de dar por terminado el contrato o de rescindirlo: Esta cláusula tambien es importante, sobre todo cuando el contrato es por tiempo indefinido.  Ahora bien, en cuanto a la rescisión (misma que siempre implicará un incumplimiento), es importantísimo establecer un procedimiento de rescisión ya que es legalmete inválido rescindir un contrato arbitrariamente.

Jurisdicción: y competencia: En estas cláusulas las partes expresamente se someten a los tribunales de X lugar para el caso de una controversia.  Esto es importante ya que las leyes que rigen los procesos (juicios) tienen reglas generales respecto de la competencia de los jueces y pudiera darse el caso de que dichas reglas generales fueran inconvenientes para las partes .

Por ejemplo, pensemos en una empresa constructora que está construyendo en una ubicación que no es donde tiene sus oficinas principales y pensemos que su cliente tampoco tiene oficinas en el lugar donde se está construyendo.  En este caso, será más conveniente para las partes establecer que los tribunales que conocerán de un juicio serán aquellos donde una de las partes tiene su domicilio (generalmente la parte con más poder de negociación establecerá los tribunales de su localidad como los competentes).

Obviamente, dependiendo de la complejidad de la operación, podrán haber muchas otras cláusulas.  Qué otras consideras importantes en un contrato?

Como siempre, estoy a tus órdenes.  No te olvides de apuntarte para recibir gratuitamente nuestro Newsletter.

Jorge Mafud – (81) 8399-0579

Shh!!! Que és un Secreto (Industrial)!!!

Qué es un secreto? Si le preguntas eso a un niño seguramente te dirá que es algo que no se le debe decir a nadie y tendrá gran parte de razón.  Por otro lado, qué no es un secreto?  Pues lo será aquello que ya fue revelado en público.  Fácil verdad?  Pues no tanto cuando se trata de secretos industriales.

Hace unos días, mi colega el Lic. Cesar Ramírez Estévez, en su blog publicó un artículo que se titula “Secretos Industriales en México”.  En él, Cesar Ramírez, abogado especializado en temas de propiedad intelectual, aborda el tema comentándonos un poco de lo que establece la Ley de la Propiedad Industrial respecto de los secretos industriales y de la protección que brindan los muy famosos “contratos de confidencialidad”.

Requisitos de los Secretos Industriales.

Cesar comenta, entre otras cosas que:

“Por lo tanto, los requisitos para que exista un secreto industrial son:

1. Que la información sea de aplicación industrial y/o comercial.

2. Que otorgue o ayude a mantener una ventaja competitiva y económica frente a terceros.

3. Que se hayan adoptado las medidas necesarias para conservar su confidencialidad y el acceso restringido a la misma.

Por otro lado, el artículo 83 de la misma ley establece la obligación de que dicha información conste necesariamente en un soporte material, tal como papel, disco compacto, unidad de almacenamiento masivo, etcétera.”

Leer más

Contratos de Franquicia; Todos Contentos?

Hoy en día es muy común ver negocios de reconocido nombre a los cuales les damos nuestra confianza.  Muchos de esos negocios son la iniciativa de los empresarios originales mientras que otros son franquicias.

Que es una franquicia?

Según la Ley de la Propiedad Industrial existe franquicia cuando con la licencia de uso de una marca, otorgada por escrito (es decir, se requiere de un contrato), se transmitan conocimientos técnicos o se proporcione asistencia técnica, para que la persona a quien se le concede pueda producir o vender bienes o prestar servicios de manera uniforme y con los métodos operativos, comerciales y administrativos establecidos por el titular de la marca, tendientes a mantener la calidad, prestigio e imagen de los productos o servicios a los que ésta distingue.

Existen un gran número de sitios de Internet y revistas especializadas que publican las bondades de las franquicias, es decir, buscan animar a los empresarios para que adquieran una franquicia y que expresan los puntos a favor de este tipo de negocios y algunos puntos en contra.  Indudablemente hay muchos beneficios para los empresarios que quieren, de cierta forma, minimizar el riesgo del negocio, sacrificando, por supuesto, algo de ganancias.

Ahora bien, es importante hacer una diferenciación… la franquicia consta de dos aspectos generales, (a) la licencia de uso de una marca registrada y, en el mejor de los casos, reconocida y, (b) la transmisión de conocimientos técnicos y/o asistencia técnica.  Asimismo, también es viable, jurídicamente, únicamente pactar la licencia de uso de marca sin contar con la mencionada asistencia técnica o trasmisión de conocimientos técnicos.  En este último caso, no estaríamos ante la presencia de una “franquicia” como tal.

Por otro lado también está el lado económico del negocio.  El Franquiciatario, es decir, quien recibe la franquicia, generalmente se obliga llevar a cabo las inversión necesarias para el inicio del negocio, así como a pagarle al franquiciante cantidades de dinero, usualmente una cantidad fuerte al inicio y luego mensualmente, ya sea un importe fijo o bien un porcentaje de las ventas como regalías.

Todos estan contentos?

Ahora, es indudable que muchos negocios resultan exitosos bajo esta modalidad pero, curiosamente, en diversas ocasiones, he conocido de franquiciatarios que opinan que las cantidades pagadas por regalías son demasiado altas y que la asesoría técnica es deficiente…. En términos generales, buscan la manera de terminar el contrato de franquicia o bien rescindirlo.

Después del estudio de ciertos contratos de franquicia, hemos detectado diversos errores comunes en los contratos de este tipo que, con la planeación legal correcta, permiten al franquiciatario dejar el negocio o bien, reiniciarlo cambiándole la marca, sin caer en incumplimientos al contrato original… obviamente esta estrategia debe ser analizada caso por caso ya que depende al 100% de la redacción del contrato de franquicia original.

Como siempre, quedo a sus órdenes para cualquier duda o comentario…

Recuerda que puedes suscribirte al Newsletter de Mafud Abogados para recibir, directamente en tu correo, los artículos publicados en esta página.

Saludos.

Jorge Mafud.