Que No Pretendan Obligarte…

Muchas veces me ha tocado revisar documentos donde una de las partes pretende obligar a un tercero que no forma parte del contrato…. si, ya se… suena raro, verdad? Pero sucede… veamos un ejemplo.

La empresa vendedora firma un contrato con la empresa compradora y, como la empresa compradora forma parte de un grupo corporativo, la empresa vendedora incluye en su contrato algo mas o menos así:

La empresa compradora, asi como sus empresas matrices, sus afiliadas y sus subsidirarias, estarán obligadas a XXXX

Si tomamos en cuenta que las empresas matrices, afiliadas y subsidirarias de la empresa compradora no firmaron el contrato, entonces resulta ilógico que la vendedora pretenda (y peor aun que este convencida) que por mencionarlas en el contrato, dichas empresas matrices, afiliadas y subsidirarias de la compradora realmente quedan obligadas bajo el contrato.

No es así.

En dado caso, lo correcto es establecer que será obligación de la compradora que sus empresas matrices,  afiliadas y/o subsidirarias hagan algo (o dejen de hacer algo) de tal forma que, en caso de que no lo hagan (o que si hagan eso que se prohibió), quien estaría incumpliendo el contrato sería la compradora y no sus empresas matrices, afiliadas y/o subsidirarias.

Este tipo de redacciones incorrectas son muy comunes en las cláusulas de confidencialidad, donde las partes “acuerdan” que sus respectivos socios, directores, gerentes, funcionarios, empleados, etc. quedan obligados a guardar la confidencialidad a la que se refiere la cláusula.

Por ello, te invito a que, cuando redactes o revises un contrato, tengas precaución de no pretender obligar a terceros que no forman parte del contrato.