Nos Falta Cultura del Cumplimiento de Compromisos?

A los mexicanos nos falta cultura en cuanto al cumplimiento de nuestros compromisos.

¿Qué opinas? ¿Estas de acuerdo con esta generalización?

Yo creo que muchos dirán que si.

Este comentario lo hago ya que, en muchas ocasiones, me llegan cuestionamientos sobre cómo zafarse de un contrato firmado y sobre qué se puede hacer para dejar de pagar las mensualidades a la que la persona se comprometió y otras cosas por el estilo.

Los contratos son voluntarios…

Estarás de acuerdo que cuando uno compra una cosa o contrata un servicio, generalmente uno lo hace en forma voluntaria (salvo, tal vez, por los servicios públicos (agua, gas, electricidad) que, si bien se contratan en forma voluntaria, son necesarios para vivir).

Cuando se compra un bien o se contrata un servicio con pago al contado pues, simplemente no hay mayor problema ya que la operación se hace al momento y las obligaciones de pago se saldan inmediatamente.

El problema se presenta cuando se compra a crédito… ya sea que el pago deba hacerse en una exhibición o con varios pagos periódicos.

Otra cosa importante es que, desgraciadamente, también es muy común que la gente compre o contrate cosas sin leer el contrato.  Muchas veces dichos contratos no establecen una opción de cancelación o bien, para cancelarlo nos cuesta (pensemos en los contratos con los carriers de celulares).

Tambien he notado que muchas veces la gente contrata servicios o compra cosas sin tener, realmente, el flujo de efectivo para pagar.  Esto pasa, sobre todo, cuando la compra es a meses sin intereses, ya que los pagos de varias compras, al juntarse, se vuelven una carga, a veces, impagable.

En muchas ocasiones me han llegado comentarios de que, “lo compré pero a los 3 meses ya no me alcanzaba para pagar la tarjeta de crédito…”.

¿Cómo de que al mes “se dió cuenta” que no le alcanza?

Honestamente me sorprende que gente se mete, solita, en esos problemas.  Si no tienes para pagar, pues no compres o no contrates… Debiera ser de sentido común, ¿no?

A fin de cuentas, al comprar algo a crédito (ya sea en el extranjero, en el Palacio de Hierro o en Famsa) y luego, repentinamente, darse cuenta que no alcanza para pagar la mensualidad, también es una falta al compromiso adquirido…

¡Ahh! y luego tampoco quieren regresar lo comprado pero no pagado (o el acreedor, con justa razon no quiere aceptar la devolución porque el producto, ya esta abierto y usado).

Señoras y señores, por favor…

  • LEAN antes de comprar o contratar algo (sobre todo cuando se obligan a “1 año” o “2 años” de servicio o de pagos periódicos);
  • NO firmen documentos en blanco (y menos pagarés por el amor de Dios);
  • Si no les alcanza para pagar, simplemente, no compren o no contraten.

No se metan en broncas que luego les van a quitar el sueño.

Sean responsables.

Seamos responsables.

Te invito a que te inscribas a nuestro curso gratuito “Derecho 101 para Emprendedores y Ejecutivos Comerciales”… solo da click aqui.  Recibirás 1 email por semana con comentarios y tips.  Te aseguro que aprenderás mucho.