Accionista… Ya Celebraste la Asamblea Anual de tu Empresa?

Time BombDe seguro sabes que, al ser accionista de una sociedad, deberías de celebrar, al menos una vez al año, una asamblea de accionistas.  Lo que tal vez no sepas es que el SAT puede multar si las asambleas no se llevan a cabo.

Todos sabemos que operar comercialmente al amparo de una sociedad mercantil trae beneficios y protección a los empresarios.  Así, los acreedores de la empresa, en principio, solo pueden cobrarse con bienes de la misma.

Con el SAT es diferente ya que la ley y la Suprema Corte han considerado que el pago de impuestos y las demás obligaciones fiscales son de “interés público” y deben estar por encima de los intereses particulares.  Por ello, los accionistas son “obligados solidarios” de la empresa para fines fiscales.

Por lo anterior, para ti, como accionista de una sociedad, es importante celebrar oportunamente las asambleas que establece la Ley General de Sociedades Mercantiles.

Es Obligatorio Celebrar Asambleas de Accionistas.

La Ley General de Sociedades mercantiles, en su artículo 80 establece que las asambleas se reunirán en el domicilio social, por lo menos una vez al año.  Adicionalmente, el 181 establece que la asamblea se reunirá dentro de los 4 meses que sigan al cierre del ejercicio social y se ocupará, al menos, de los siguientes asuntos:

  • Discutir, aprobar o modificar el informe de los administradores al que se refiere el artículo 172, tomando en cuenta el informe de los comisarios;.
  • En su caso, nombrar al administrador o consejo de administración y a los comisarios y;
  • Determinar el pago correspondiente a los administradores y comisarios, cuando no hayan sido fijados en los estatutos.

Además, la Ley del Impuesto sobre la Renta estableció hace unos pocos años que tratándose de contribuyentes obligados a dictaminarse en términos del artículo 32-A del Código Fiscal de la Federación, deberán dar a conocer, en la asamblea general ordinaria de accionistas, un reporte en el que se informe sobre el cumplimiento de las obligaciones fiscales a su cargo en el ejercicio fiscal al que corresponda el dictamen.

La obligación antes mencionada se tendrá por cumplida si en la asamblea se distribuye entre los accionistas, y se da lectura, al reporte que el contador público emita sobre la revisión de la situación fiscal del contribuyente, consignando, bajo protesta de decir verdad, los datos que señala el Reglamento del Código Fiscal, entre otras cosas.

Sin ánimo de espantarte, la multa que corresponderá a la no presentación del reporte va de $22,720.00 a $34,070.00 pesos, cuando éste no sea presentado por el contribuyente y de $8,410.00 a $16,820.00 pesos cuando el reporte no sea presentado ante la asamblea de socios o accionistas. Obviamente, mas actualizaciones y recargos.

…Y Si No Hay Asambleas?  El SAT te Puede Multar.

Desgraciadamente, en México no tenemos una cultura del cumplimiento a la ley.  Es triste pero innegable.

Esto también se presente en las PyMEs donde, en muchas ocasiones, los accionistas también son los administradores y es ahí donde se “confunden las cachuchas”.  Recordemos que ser administrador de la sociedad no le resta importancia a ser accionista de la misma y, por ende, aunque se trate de las mismas personas siempre será importante celebrar las asambleas de accionistas.

Recordemos que el SAT está a la Caza de Contribuyentes Incumplidos.

Independientemente del tema de las empresas que debe dictaminarse, existen otras obligaciones fiscales que, haciendo la interpretación correspondiente, implican la existencia de las asambleas de accionistas.

Por ejemplo, el artículo 27 del Código Fiscal establece que las personas morales que deban presentar declaraciones periódicas o que estén obligadas a expedir comprobantes por las actividades que realicen, deberán solicitar su inscripción en el registro federal de contribuyentes.

Más adelante establece que las personas morales cuyos accionistas deban inscribirse en el RFC anotarán en el libro de socios y accionistas la clave correspondiente y, en cada acta de asamblea, la clave del RFC de los socios o accionistas que concurran a la misma.

Por su parte, el artículo 79 del Código Fiscal establece que es infracción no asentar o asentar incorrectamente en las actas de asamblea o libros de socios o accionistas, el registro federal de contribuyentes de cada socio o accionista.  A esta infracción le corresponderá una multa de entre de entre $2,430.00  y $7,310.00 pesos, mas las actualizaciones y recargos correspondientes.  Recordemos que el SAT impondrá la multa por cada RFC que falte o que este incorrecto.

En otro artículo comentaré sobre la jurisprudencia que habla sobre el “levantamiento del velo corporativo” de las sociedades.

Aguas accionistas!!!

Como siempre, quedo a tus órdenes en el (81) 8399-0579.

Saludos!

Jorge Mafud

3 comentarios
  1. José M. Priego H.
    José M. Priego H. Dice:

    En una sociedad civil, un Asociado o Socio Industrial que solo aporta su trabajo y no capital, es sujeto de aseguramiento ante el IMSS?

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *