15 Cosas que Debes Saber de las Facturas – Parte 1

Delivery 04Mándame tu factura y te pago en 15 días

Cuantas veces has oído esto y cuando llegan los 15 días resulta que aun no hay pago?  Estoy seguro que muchas veces.

Las facturas son documentos completamente sui generis, adoptados en el comercio desde el derecho fiscal pero, curiosamente, aun y cuando todos las hemos visto y las tenemos en nuestras manos prácticamente todos los días, las facturas tienen reglas que hay que conocer.

En este y en el siguiente artículo te presentaré 15 puntos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido mediante la tesis de jurisprudencia I.4o.C. J/29 con relación a las facturas… a ver qué opinas.

Que dice la Jurisprudencia?

En general, la jurisprudencia arriba citada establece que:

  1. Conforme a los usos mercantiles y al derecho fiscal, las facturas implican diversas cuestiones y cuentan con distinto valor probatorio en juicio en atención al sujeto contra quien se emplean, los usos dados al documento y su contenido;
  2. Contra quien la expide (el vendedor), la factura hace prueba plena (salvo prueba en contrario) como comprobante fiscal, como documento demostrativo de la propiedad de un bien mueble y como documento preparatorio o ejecutivo de una compraventa comercial;
  3. Contra el cliente, la factura ordinariamente se emplea como documento preparatorio o ejecutivo de una compraventa comercial o de la prestación de servicios;
  4. Contra el cliente, la factura produce indicios importantes sobre la relación comercial y la entrega de las mercancías o prestación de los servicios, susceptible de alcanzar plena fuerza probatoria en juicio siempre que sea reconocida o aceptada por el cliente, en forma expresa o tácita, o si se demuestra su vinculación al acto documentado por otros medios;
  5. Contra terceros, puede alcanzar suficiencia probatoria respecto de ciertos bienes, cuando exista un uso generalizado, como ocurre con la propiedad de los automóviles, y tocante a otros bienes, la factura sólo generará un indicio importante sobre la adquisición de los bienes descritos, por quien aparece como cliente, que necesitará de otros para robustecerlo, y conseguir la prueba plena en juicio;
  6. Las facturas son documentos sui géneris, porque no son simples textos elaborados libremente en cuanto a contenido y forma, sino documentos que sólo pueden provenir legalmente de comerciantes o prestadores de servicios registrados ante las autoridades hacendarias y sujetos a ciertos requisitos para su validez;
  7. El Código Fiscal de la Federación exige la impresión de los formatos de facturas por impresor autorizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (cosa que cambiará una vez que sea forzoso el uso de los comprobantes fiscales digitales), que se consigne en ellos el nombre del comerciante o prestador de servicios, la fecha de la impresión, un número de folio consecutivo, datos del expedidor y del cliente, incluida la clave del Registro Federal de Contribuyentes de ambos, la relación de las mercancías o servicios, su importe unitario y total, etcétera. Por tanto, su contenido adquiere una fuerza indiciaria de mayor peso específico que la de otros documentos privados simples;

De lo anterior, lo mas importante es que las facturas, contra el cliente, solo hacen presumir que existió una relación comercial, pero por si mismas no sirven para probar la deuda de un juicio.

En el siguiente artículo te presentaré otros puntos adicionales que deben ser tomados en cuenta respecto de las facturas  platicaremos algunas conclusiones.

Llámame hoy para apoyarte en lo legal de tu empresa.  Da click aqui para saber más sobre nuestras soluciones legales para tu PyME.

Jorge Mafud – (81) 8399-0570

4 comentarios
  1. Mario Urrutia
    Mario Urrutia Dice:

    Buenos dias, mi pregunta es como saber si la factura que me entrega un proveedor es correcta, es decir que efectivamente este activa la Empresa y todo se encuentre en regla?

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] 15 cosas que debes saber de las facturas. Por Mafud Abogados. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *