Qué Rayos es un Amparo? – Parte 3

Para la mayoría de la gente, el amparo es algo así como un misterio.  Es algo que todo mundo sabe que existe pero relativamente poca gente entiende qué es y para qué sirve.  En esta serie de artículos iré tocando los diversos aspectos del juicio de amparo mexicano.

Aquí encontrarás la primera parte aquí la segunda parte de esta serie de artículos.

Como lo he mencionado antes, el juicio de amparo es un medio de control constitucional y su objetivo es integrar a los límites establecidos por la constitución aquellas situaciones provocadas por autoridades gubernamentales que violan los derechos fundamentales de la población y que, por tanto, son inconstitucionales.

El beneficio es solo para el que lo pide.

En esta ocasión abordaremos el muy famoso “principio de la relatividad de las sentencias de amparo.  Que significa esto?  Pues muy sencillo… una sentencia de amparo únicamente beneficia a aquella persona que promovió el juicio y no así todos los demás, aunque se encuentren dentro de la misma situación de inconstitucionalidad.

Lo anterior se encuentra regulado, constitucionalmente, en el artículo 107, fracción II que establece:

“Artículo 107. Todas las controversias de que habla el Artículo 103 se sujetarán a los procedimientos y formas del orden jurídico que determine la ley, de acuerdo a las bases siguientes:

II. La sentencia será siempre tal, que sólo se ocupe de individuos particulares, limitándose a ampararlos y protegerlos en el caso especial sobre el que verse la queja, sin hacer una declaración general respecto de la ley o acto que la motivare.”

El Poder Judicial de la Federación, en diversos criterios a sostenido que el principio de relatividad de las sentencias de amparo debe interpretarse en el sentido de que ésta, cuando otorgue el amparo, tiene un alcance relativo ya que sólo protegerá al quejoso que haya promovido el juicio.

Ahora bien, es importante tomar en cuenta que los actos de autoridad inconstitucionales pudieran ser de diversos tipos, entre ellos, una ley, reglamento, etc., un acto aislado fuera de juicio o actos dentro de juicios (o procedimientos análogos).

Cuando se trata de leyes, reglamentos, etc., los efectos de la sentencia que otorgue el amparo al quejoso serán los de protegerlo no sólo contra los actos específicos de aplicación que haya impugnado, ya que la declaración de amparo tendrá consecuencias jurídicas en relación con los actos de aplicación futuros, lo que significa que la ley ya no podrá válidamente ser aplicada al demandante que obtuvo la protección constitucional.

Prohibición de declaraciones generales de inconstitucionalidad.

El principio de instancia de parte agraviada (del que platicamos en la segunda parte de esta serie) y el de relatividad de las sentencias de amparo, prohíben hacer una declaración general de la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la ley o del acto reclamado y los efectos que debe tener la sentencia dictada en un juicio que conceda el amparo.

Por todo lo anterior, para que proceda un juicio de amparo es necesario que los promoventes acrediten su “interés jurídico para que, en su caso, la protección del amparo se dé respecto de personas determinadas y en forma particularizada.

Cabe mencionar que, desde hace años, existen iniciativas de ley para reformar tanto la constitución como la ley de amparo buscando eliminar el principio de relatividad de las sentencias para que, cuando una ley u otro cuerpo normativo general se declare inconstitucional, dicha declaración beneficie a todos los gobernados.  La verdad es que resulta ilógico que, aun en nuestros tiempos, subsista el principio de relatividad dentro del juicio de amparo mexicano.

Recordemos que el juicio de amparo tiene como fin proteger a los gobernados de los actos de autoridad que sean violatorios de la constitución.  Siendo así, esperemos que pronto sean aprobadas las reformas para eliminar el principio de relatividad de las sentencias.

Llámame y con gusto te apoyo en los asuntos legales de tu PyME.

Jorge Mafud – (81) 8399-0579

Pd: Suscríbete gratis a nuestro Newsletter.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *