Qué Rayos es un Amparo? – Parte 2

Antes de entrar al tema de hoy quiero comentarte que nuevamente estoy muy contento ya que además de que algunos de mis artículos ya están siendo publicados en la página de Impuestum (página dedicada a temas fiscales), fui invitado a participar también en el blog del Centro de Inteligencia Política (“Ceinpol”) (Aquí encontrarás el artículo que he aportado).  Este blog, desde hace ya más o menos un año ha publicado artículos no solo sobre temas políticos sino también sobre temas de actualidad, de cultura, de deportes y ahora jurídicos.  Ojalá que mis aportaciones enriquezcan un poco las conversaciones y debates que, en ocasiones, se presentan en esa página.  Te la recomiendo; visítala regularmente!

Judge 01

Retomando el tema de Que Rayos es un Amparo? (aquí encontrarás la parte 1), a partir de ahora iré desglosando y comentado brevemente los principios generales del juicio de amparo según éstos se establecen en la Constitución Federal Mexicana.  Al respecto, te comento que dichos principios generales los encuentras en el artículo 107 de la Constitución… veamos:

1.- Solo lo Puede Iniciar el Afectado:

La fracción I del 107 Constitucional establece que el juicio de amparo solo se tramitará a “instancia de parte agraviada”, pero qué es esto?  Muy sencillo.  Solo quien se sienta afectado en sus derechos fundamentales puede solicitarlo el inicio del juicio (obviamente puede ser personalmente si se trata de una persona física o bien a través de sus representantes, si se trata de una persona física o de una persona moral).

Este principio es muy importante ya que, por ejemplo, suponiendo que un juez federal fuera caminando por la calle y viera que unos policías (autoridad) están golpeando a una persona (lo cual violenta sus derechos fundamentales consagrados en la Constitución), si dicha persona no le pide expresamente al juez (aunque sea verbalmente) que intervenga, el juez se encontraría legalmente impedido para intervenir y “suspender el acto reclamado” (mas adelante veremos qué es esto).  Obviamente este ejemplo es tal vez burdo pero me parece bueno para la explicación.  En pocas palabras, el Poder Judicial Federal no puede actuar “de oficio” sino que siempre tendrá que recibir una solicitud para iniciar el juicio en contra de las autoridades que presuntamente están violando, han violado o pretenden violar los derechos fundamentales del “quejoso (así se le llama a la persona que interpone el juicio de amparo).

Pero, qué pasa si el quejoso no puede físicamente ir a presentar la demanda o bien no puede firmarla por estar, por ejemplo, detenido ilegalmente por la autoridad?  En esos casos de excepción la Ley de Amparo permite que un tercero, aunque no cuente con poder otorgado para pleitos y cobranzas, pueda interponer la demanda de amparo y el juez ordenará a la autoridad que le traiga al detenido para que éste ratifique la demanda… ehh que tal???

Finalmente, te transcribo unos fragmentos de algunas jurisprudencias del Poder Judicial Federal respecto de este tema:

“….debe exigirse para la procedencia del juicio constitucional que los promoventes acrediten plenamente su interés jurídico, para el efecto de que si así lo estima fundado la autoridad que conozca del juicio de garantías, esté en posibilidad de conceder la protección de la justicia federal respecto de personas determinadas, en forma particularizada por su interés, y a la vez conceda la protección en el efecto procedente, lo cual no se podría satisfacer si el interés de los promoventes del amparo no se acredita plenamente, toda vez que existiría la posibilidad de conceder el amparo por una ley o un acto que no les cause ningún perjuicio en sus derechos, por no estar dirigidos a ellos y, en ese caso, los efectos restitutorios del amparo serían en contra de lo establecido por los preceptos citados.”

Uno de los principios fundamentales para la procedencia del juicio de garantías lo es el de que deberá ser siempre promovido a instancia de la parte agraviada por el acto que se reclame de la autoridad. En consecuencia, la personalidad derivada o representación de quien acude al juicio de amparo por el quejoso directamente agraviado, es un presupuesto legal, de índole procesal, que habrá de acreditarse…”

En el siguiente artículo de esta serie abordaremos el principio de la “relatividad de las sentencias”, así que espero me acompañes entonces.

Como siempre, quedo a tus órdenes para apoyarte con los asuntos legales de tu empresa.  Llámame!

Jorge Mafud – (81) 8399-0579

Pd: Te invito a que te apuntes para recibir gratuitamente y en tu inbox los artículos publicados en esta página.  En la parte superior derecha encontrarás el link.


6 comentarios
  1. lolinarojas
    lolinarojas Dice:

    Hola lic. Quisiera que me asesorarás, pues no se qué hacer. Fíjese que un primo que tenia una empresa le firmo un cheque sin fondos a otra empresa que me habia dado cierto producto. Estoy preocupada pues me dice la familia que si la empresa dañada mete demanda el puede ir a la cárcel por que cheque sin fondos es fraude y es delito federal. Puede ampararse? Qué recomienda que hagamos?

    Responder
    • Jorge Mafud
      Jorge Mafud Dice:

      Hola….efectivamente, girar cheques sin fondos pudiera desencadenar una situacion penal. Lo mas recomendable es que tu primo pague lo que debe. Si no, pudiera meterse en broncas mas adelante. En cuanto a ampararse, no podría hacerlo sino hasta que haya una querella formal presentada en su contra.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] encontrarás la primera parte aquí la segunda parte de esta serie de […]

  2. […] encontrarás la primera parte aquí la segunda parte de esta serie de […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *