Poderes Generales; Ya no es Obligatorio su Registro.

A partir del día 3 de Junio del 2009, ha dejado de ser obligatorio que los poderes generales otorgados por sociedades mercantiles sean inscritos en el Registro Público del Comercio (el “Registro”).  Lo anterior debido a las reformas publicadas en el Diario Oficial de la Federación el día 2 de Junio pasado.

 

Al respecto, mi colega y amigo, Lic. Saul Villegas de Raigosa Consultores (www.raigosaconsultores.com), publicó en su blog, entro otras cosas, lo siguiente:

 

“Finalmente esta reforma impactará de forma positiva los tiempos de espera para la conclusión de trámites privados y públicos en los que las sociedades mercantiles se deben involucrar.”

 

En concreto las reformas publicadas establecen:

 

a)      El artículo 19 del Código de Comercio ahora establece expresamente qué actos jurídicos de las sociedades mercantiles deben ser inscritos en el Registro, los cuales son la constitución, transformación, fusión, escisión, disolución y liquidación,

b)      El artículo 21 del Código de Comercio fue reformado también para homologarlo con el 19 ya anotado; adicionalmente se establece que será opcional el registro de los poderes generales (cuando antes era obligatorio) y se menciona también que se anotará en el Registro el cambio de denominación o razón social, domicilio, objeto social, duración y el aumento o disminución del capital mínimo fijo,

c)      El artículo 177 de la Ley General de Sociedades Mercantiles eliminó la obligación de depositar copia autorizada del informe mencionado en el artículo 172 en el Registro,

d)      El artículo 194 de la Ley General de Sociedades Mercantiles fue modificado para ahora establecer que las actas de asamblea extraordinaria de accionistas deberán ser protocolizadas ante “fedatario público” (antes decía notario público), lo cual abre la opción para que dicha protocolización la haga un notario o un corredor público y además, aunque elimina la obligación de inscribir dichas actas de asamblea extraordinaria de accionistas en el Registro, lo cierto es que los actos señalados como inscribibles en el artículo 21 del Código de Comercio (inciso (b) anterior) se formalizan en asamblea extraordinaria de accionistas, el verdadero efecto es el de eliminar la obligación de registrar los poderes generales que se otorguen en dichas asambleas.

 

Saúl Villegas termina su post con el siguiente comentario que me parece atinado:

 

“A partir de ese día y una vez que todos aquellos receptores de poderes generales (instituciones financieras, dependencias gubernamentales, entes privados entre otros) conozcan de esta reforma, preveo una agilización en los actos de comercio y por lo tanto en la vida mercantil en general.”

 

Finalmente y como lo comenté directamente con Saúl, la única consideración que debemos tomar en cuenta, tanto empresarios como abogados es que, por lo menos en una etapa inicial, deberemos tener cuidado, no vaya a ser que, por desconocimiento de las reformas o bien porque la normatividad interna de las dependencias de gobierno o de las instituciones financieras u otras no haya sido modificado para aceptar las reformas apuntadas, vayamos a tener algún problema o contratiempo en caso de presentar un poder general que no se haya registrado.

 

Como siempre, quedo a tus órdenes para cualquier duda o comentario.  Te recuerdo que puedes suscribirte al Newsletter de Mafud Abogados.  Saludos.

 

Jorge Mafud.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] La regla general es que solo aquel que tenga poder otorgado formalmente debe firmar un contrato en nombre de otro, ya que, en un caso extremo, el que firmó sin tener poder corre los riesgos del incumplimiento del contrato [artículos sobre poderes: este, este, este y este]; […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *