Definiciones en los Contratos; Lo Recomiendo.

Cuando redacto un contrato u otro documento, generalmente me gusta, y considero apropiado, utilizar terminología que defino en el mismo documento.  Ejemplos clásicos de esto es usar las palabras “Comprador”, “Vendedor”, “Arrendatario”, “Arrendador”, etc.  Si bien es común que en un documento legal se usen este tipo de definiciones, lo cierto es que, generalmente, resulta muy conveniente definir otra terminología adicional dentro del documento.

 

Pensemos en un contrato de compraventa donde, en una de las clausulas, se define el valor de la operación.  Bien pudiéramos establecer, por ejemplo,  que:

 

“….el comprador se obliga a pagar, como contraprestación por la adquisición del _______, la cantidad de $1,000,000.00 (un millón de pesos 00/100, moneda nacional), (en lo sucesivo, el “Precio”), mas el respectivo Impuesto al Valor Agregado (en lo sucesivo, el “IVA”)…”

 

Como podemos ver, en este ejemplo he definido dos términos diferentes, el Precio y el IVA… recordemos que el IVA, por ser un impuesto, nunca es, realmente, parte del precio de una cosa (aunque por disposición legal y para facilitarle al consumidor el cálculo del importe a pagarse, generalmente se incluye el monto del IVA en el monto a pagarse).  Así, cada vez que en el contrato mencionemos la palabra “Precio” ya sabremos a que nos referimos.

 

Ahora bien, es importante tener cuidado con la forma y el alcance que le demos a término definido en un documento.  Pensemos que en el contrato del ejemplo anterior, existe una pena convencional para el caso de incumplimiento equivalente al 30% del Precio.  Así, al calcular la pena convencional el cálculo sería de $1,000,000 x 30%, es decir, sin considerar el IVA del millón de pesos.  A lo que voy es que es importante considerar los alcances de las definiciones para luego no excedernos o quedarnos cortos.

 

En general, a mi me gusta definir la terminología en los documentos ya que así el mismo se vuelve menos repetitivo y, generalmente, más fácil de leer, sobre todo cuando tendríamos que usar frases largas para referirnos a algo, como por ejemplo, la denominación social de una empresa.  Pensemos en una empresa que se llame Constructora Jiménez Rodriguez, S.A. de C.V…. en este caso, yo definirá, desde un inicio, a dicha empresa como la “Constructora” y cada vez que me refiera a ella si lo establecería para más facilidad.

 

Algo que a mi siempre me ha llamado la atención y, honestamente, me molesta es cuando, sobre todo en las notarias públicas ponen algo así como “LA PARTE COMPRADORA, es decir, el Sr. Jorge Mafud García”; me pregunto, si desde el inicio del documento establecieron que “LA PARTE COMPRADORA” sería el Sr. Jorge Mafud García, para que lo repiten después???  Otra pregunta es, qué beneficio da el poner “LA PARTE COMPRADORA” en vez de “el Comprador”?  Recordemos que la idea de la terminología definida es facilitar la lectura del contrato, no complicarla!!!

 

Esto que comento es, definitivamente, una cuestión de preferencia personal y de estilo y, para nada, es una regla general. 

 

Como siempre, quedo a sus órdenes para cualquier duda o comentario y te recuerdo que puedes suscribirte al Newsletter de Mafud Abogados para recibir en tu correo estos artículos.  Saludos.

 

Jorge Mafud.

2 comentarios
  1. ALICIA
    ALICIA Dice:

    CLARO, LA VERDAD ES QUE TIENES RAZON, DE HECHO ES MUCHO MAS PRACTICO, RESULTA MENOS REPETITIVO Y MAS DIGERIBLE. YO ASI LO ACOSTUMBRO.

    SABES, OTRO TIP BASTANTE BUENO PARA LA ELABORACION DE CONTRATOS ES EL HACERLES UNA CARATULA, ES DECIR EN UNA PRIMERA HOJA COSAS FUNDAMENTALES COMO TIPO DE CONTRATO, PARTES, OBJETO, Y POR EJEMPLO EN CASO DE UNA COMPRAVENTA EN ESA MISMA HOJA ESTABLECER EL VALOR DE ESTA, LA FORMA DE PAGO Y ALGUNAS OTRAS CONSIDERACIONES IMPORTANTES, TODO EN UNA SOLA HOJA CON FIRMAS DE AMBOS CONTRATANTES, Y POSTERIORMENTE YA EN UNA SEGUNDA HOJA EMPEZAR CON EL CONTRATO EN FORMA COMÚN, ASI ES FÁCIL IDENTIFICAR LOS ELEMENTOS MAS PRIMORDIALES DEL CONTRATO Y SALVAGUARDAR ASPECTOS IMPORTANTES EN CASO DE EXTRAVÍO DE CUALQUEIRA DE LAS HOJAS DEL ACUERDO.

    QUE TE PARECE.
    SALUDOS

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *