Inyección de Dinero a una Empresa y su Posible Riesgo Fiscal.

Es muy común que los socios de una empresa le inyecten dinero a esta.  Generalmente esto lo hacen depositándole el dinero en la cuenta bancaria. AGUAS!!!

 

Como sabemos, cuando una empresa se constituye los socios le entregan cierta cantidad de dinero o bienes, el capital social, para que ésta pueda iniciar operaciones; la Ley General de Sociedades Mercantiles establece, para las sociedades anónimas, el requisito del capital mínimo de $50,000 pesos y, para las sociedades de responsabilidad limitada, la cantidad de $3,000.  Lo común es que las sociedades se constituyan con dichos capitales mínimos ya que se aprovecha el beneficio que la misma ley otorga de establecer en los estatutos sociales que existirá una porción variable del capital.

 

Ahora, pensemos en una micro o pequeña empresa… pensemos que aunque hay dos o mas socios, realmente uno es el “dueño” de la empresa, el que la administra, el que se preocupa y el que le mete el dinero.  Es en este tipo de empresas donde los dueños generalmente se ven en la necesidad de inyectarle “capital” a la sociedad para su operación.  El problema con el que nos hemos topado es la informalidad con la que esta inyección se hace.

 

Ahora pensemos en el “malo” de la película, Hacienda.  Qué pasaría si, durante una auditoría del SAT a una sociedad mercantil que tiene capital mínimo fijo de $50,000, la autoridad se da cuenta de que existen depósitos a la cuenta bancaria por, digamos $1,000,000 de pesos???  La pregunta obligada sería, “de donde vino ese dinero?”… y el SAT lo que busca es cobrar impuestos, recargos, actualizaciones y multas pues evidente es que la autoridad fiscal buscará de todas formas posibles encuadrar dichos depósitos a la cuenta bancaria de la sociedad como ingresos acumulables y sujetos del pago de impuestos

 

Qué se debe hacer para no caer en riesgo fiscal?

 

Considero que lo primero que el empresario debe tener en mente que su empresa, tiene vida propia… es decir, es un ente jurídico que si bien fue creado por voluntad de los socios, cuenta con personalidad jurídica independiente de estos.  Ahora bien, para inyectarle capital de trabajo a la sociedad lo más sencillo es:

 

a)      Aumentar, formalmente, el capital variable de la sociedad: Para ello es necesario que se celebre una asamblea de socios donde se acuerde el incremento del capital y, posteriormente a dicha asamblea, se hagan los depósitos a la cuenta bancaria de la empresa (debiéndose también realizar la anotación correspondiente en el libro de variaciones de capital de la sociedad) o

 

b)      Celebrar contratos de crédito o pagarés: Mediante la celebración de contratos de crédito entre los socios como acreditantes y la sociedad como acreditada o mediante la suscripción de pagarés donde el socio sea el beneficiario del pagaré y la empresa la obligada al pago, quedaría debidamente documentada la relación jurídica entre ellos y el origen de los depósitos a la cuenta bancaria.  Ahora, en estos casos, considero que también es importante que, en dichos contratos o pagarés, se establezca un interés normal y uno moratorio acorde al mercado y que estos intereses se paguen a los socios de manera regular ya que, comercialmente hablando, no haría sentido que se le preste dinero a una empresa y que ésta no pague un interés por su uso. 

 

Recordemos que la idea es prevenir que Hacienda cuente con las armas para presumir que los depósitos a la cuenta bancaria de la empresa son ingresos acumulables.

 

Quedo en espera de tus comentarios, dudas y/o sugerencias…. Y, adicionalmente, te recuerdo que puedes suscribirte al Newsletter de Mafud Abogados para recibir, directamente en tu inbox, los artículos de esta página.

 

Saludos.

 

Jorge Mafud.

2 comentarios
  1. C.P. José Manuel Priego H.
    C.P. José Manuel Priego H. Dice:

    En Personas Morales la inyección de capital es un riesgo ya que la autoridad hacendaria lo quiere hacerlos ingresos omitidos, sin embargo cuando hay asambleas de aumento de capital y estas están debidamente protocolizadas ante notario público, la autoridad no puede presumirlas como ingresos y como señalas la autoridad pretende hacerlo ingresos y se van con los socios a quienes le emiten una visita domiciliaria y los capitales aportados los quieren hacer ingresos acumulables de las personas físicas en el capítulo de otros ingresos, sin embargo la corte lo ha ceclarado inconstitucional, sólo es manera de presión por parte de las autoridades.

    Los aumentos de capital no es recomendable que se hagan en titulos de crédito “cheuqes” y no en efectivo, con cheques se prueba que es un atentica aportación o préstamo y el efectivo no.

    saludos

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *